Frenillo

El frenillo es una lamina de piel que une la cabeza del pene (glande) con el prepucio.

Tiene como función facilitarle al prepucio su desplazamiento mientras se mantienen relaciones sexuales así como proteger el glande.

Cuando el frenillo es muy corto provoca dolor al hombre cuando mantiene relaciones sexuales porque limita al prepucio su movimiento. Además de esta dificultad para mantener relaciones sexuales también se puede producir un desgarro del frenillo. El desgarro puede producir hemorragias así como dificultar la higiene por la limitación de la retracción del prepucio.

Operación de frenillo

Con la operación de frenillo se gana longitud al frenillo, permitiendo al glande descubrirse con mayor facilidad.

No te asustes porque la operación se realiza bajo anestesia, no vas a sentir dolor, a lo mejor molestia con el pinchazo de la anestesia. El urólogo procederá a realizar un corte transversal del frenillo para de esa manera alargarlo.

Postoperatorio frenillo

Es muy importante seguir las recomendaciones de tu cirujano y no seguir los consejos de amigo.

Los primeros días es normal que estés molesto y para ello podrás tomar analgésicos que te recetará tu cirujano.

Es importante como en la operación de fimosis evitar las erecciones al principio y para ello será bueno tener hielo en la mano, tocar cosas frías, nunca te pongas hielo de forma directa en tu pene, etc.

La intervención es ambulatoria y muy sencilla ya que en ocasiones no se necesita ni de puntos de sutura, en el mismo día se da el alta al paciente.

Si tienes o crees tener cualquier problema en tu frenillo ponte en contacto con la Clínica Isadora y te daremos cita con uno de nuestros especialistas.