Lipomas

El lipoma es un tumor benigno (alteración de tejido graso que produce aumento de volumen) por regla general no produce dolor, su crecimiento es lento.

El lipoma suele aparecer en adultos de entre 40 y 60 años, son raros los casos en los que aparece en niños. Podemos encontrarnos diferentes tamaños de lipomas, desde un único lipoma a múltiples lipomas.

Existen lipomas tan pequeños como un guisante o pueden crecer hasta alcanzar el tamaño de la palma de la mano.

Los lipomas se localizan en el torso, cuello, cabeza espalda y hombros. Son masas redondeadas, suaves al tacto, blandas y móviles que se suelen extraer de una manera sencilla.

La transformación del tumor benigno en un tumor maligno se produce en escasas ocasiones.

Lipoma tratamiento

Por regla general el lipoma no causa molestias y extirparlo atiende a una cuestión más estética que necesaria para la salud.

Para la extirpación del lipoma existen dos tratamientos:

Tratamiento no excisional: en este caso se utiliza una inyección de esteroides y liposucción. De esta manera se reduce tanto el tamaño como la grasa, aunque es raro que se elimine de manera completa, se debe realizar este tratamiento varias veces.

Se deben realizar varias aplicaciones mensuales. Con la liposucción se remueven los crecimientos lipomatosos. En este caso también es difícil la eliminación de manera completa.

Tratamiento excisional: la escisión quirúrgica es una cirugía menor a no ser que esté muy dentro del cuerpo.

Si crees tener un lipoma puedes ponerte en contacto con la Clínica Isadora para que te demos cita con un especialista.